Datos prácticos Berlin

Berlin

Berlin fue mi destino de las vacaciones de verano (con Fran tendré que volver en otra ocasión). Al igual que ocurrió en Oporto, me apetecía un viaje con amigas, y me daréis la razón cuando digo que de vez en cuando va bien un «viaje de chicas». Así pues, durante las próximas semanas me pongo yo al mando del blog para contaros mi viaje de una semana por Berlín.

Información útil:

  • Idioma: el idioma predominante es el alemán.
  • Moneda: euro
  • Electricidad: el voltaje es de 220 voltios a 50 Hz, con doble clavija redonda. Es decir, igual al que usamos en España.
  • Diferencia horaria: misma hora que en España.
  • Guía: usamos la guía de Lonely Planet.

Programación del viaje

  • 1º día: llegada a Berlin, Gedenkstatte Berliner Mauer y muro de Berlin
  • 2º día: Alexanderplatz, Checkpoint Charlie, Potsdamer Platz, catedral.
  • 3º día: free tour en Berlin y visita a Potsdam
  • 4º día: puerta de Brandenburger, Reichstag, visita Berliner Unterwelter, Neues Museum. Berlin nocturno.
  • 5º día: regreso a España

¿Cómo llegar?

Lo primero que debéis saber es que Berlín tiene dos aeropuertos: Schonefeld y Tegel.

Para ir hasta Berlín, optamos por ir hasta Barcelona para volar con Ryanair a las 9.35 de la mañana. De esta forma a las 12.10 del mediodía ya estábamos en el aeropuerto de Schonefeld para comenzar a descubrir la ciudad esa misma tarde.

La vuelta, la hicimos desde el aeropuerto Tegel con la compañía Iberia, aunque no tuvimos mucha suerte… Hasta el último minuto no teníamos muy claro si íbamos a poder volver ese día o al siguiente.

Cuando estábamos ya todos los pasajeros para embarcar, nos sorprende el piloto del avión informándonos que se habían producido algunos problemas con dos toboganes de emergencia, y por lo tanto, casi la mitad de los pasajeros no iban a poder embarcar.

Los nervios empezaron a aflorar entre todos los pasajeros mientras nos iban llamando uno por uno por el megáfono. Finalmente, tanto mis amigas como yo fuimos llamadas por suerte…y es que después de nosotras tan solo pudieron embarcar dos pasajeros más!! Así que nos fue por los pelos!

  • Transporte desde aeropuerto Schonefeld: Para llegar desde el aeropuerto Schonefeld hasta el centro de la ciudad, puedes escoger entre los trenes regionales RE7 y RB14 o el S-Bahn (S9 y S45). Aunque los trenes regionales pasan con menos frecuencia, tienen menos paradas por lo que tardaréis menos tiempo en llegar a la ciudad.
  • Transporte al aeropuerto de Tegel: El aeropuerto de Tegel en cambio está peor comunicado. Para ir desde el centro de Berlin (Alexanderplatz) hasta este aeropuerto tendrás que coger el autobús TXL Express, el cual tiene una frecuencia de paso de 10 minutos aproximadamente.
  • Transporte a Potsdam: En nuestro caso, uno de los días quisimos visitar el próximo pueblo de Potsdam. Para llegar hasta el, es muy sencillo, ya que la línea S7 nos llevará hasta allí. Como nuestro alojamiento lo teníamos en Alexanderplatz, pudimos coger el metro en esta misma plaza. Mucho más cómodo.

Transporte en Berlín

  • U- Bahn: es el nombre que recibe el metro de la ciudad. Las distinguiréis como U1, U2,… Operan entre las 4:00 y las 00:30 y los viernes durante toda la noche
  • S-Bahn y trenes regionales: el S-Bahn (S1, S2,…) circula con menor frecuencia que el U-Bahn, pero realiza menos paradas y cubre distancias largas en menos tiempo. Funciona de 4.00 a 00.30 y los viernes, sábados y festivos durante toda la noche. Los trenes RB y RE cubren destinos de mayor distancia y requieren un billete ABC.
  • Autobús: es mucho más lento que las opciones descritas anteriormente, pero es ideal para hacer turismo de forma económica y cómoda. Opera en el mismo horario que el U-Bahn y S-Bahn y la frecuencia de paso es más alta.
  • Tranvía: opera casi exclusivamente en los barrios orientales. Por esta razón, nosotras no utilizamos esta opción.

¿Dónde duermo?

No os podéis imaginar lo que nos costó encontrar un alojamiento que se adaptara a lo que queríamos las 4. Por un lado queríamos que estuviera céntrico pero que no se nos fuera mucho de precio. Otro requisito que teníamos era que el baño fuese privado. Nuestra primera opción fue un apartamento para las 4, pero el precio subía bastante.

Finalmente, tras mucho buscar, encontramos «One80 Hostel», el cual se adaptó totalmente a lo que íbamos buscando.

Se encuentra ubicado a escasos 5 minutos de Alexanderplatz. Como véis en el mapa, se encuentra muy próximo al centro de la ciudad, y si un día no te apetece caminar demasiado, esta plaza está conectada con la mayoría de los sitios turísticos de la ciudad.

Nosotras, aprovechando que íbamos 4 personas, nos alojamos en una habitación para 4 con baño privado para nosotras. Sin embargo, disponéis de muchas otras habitaciones: habitaciones privadas de 6 u 8 personas, habitaciones compartidas, con baños compartidos,…

Además, como podéis ver las instalaciones son nuevas y modernas y el jardín que tenéis en la planta baja…ideal para relajarte después del día de turismo, con tu cerveza en la mano.

Respecto al precio, tenéis desde 18 euros la noche en una habitación compartida de 8 camas o 68 euros una habitación completa como la nuestra en el caso de que vayáis en grupo.

Os dejo el enlace del hostel para poder reservar. ONE 80º HOSTEL

Que comer

  • Currywurst: este plato no tiene mucha complicación, sin embargo no encontrarás una calle en Berlín sin un local donde te ofrezcan este típico fast food. Se trata de una salchicha cortada a rodajas, acompañada de patatas fritas con ketchup y curry.
  • Salchichas alemanas: las hay de todos tipos y para todos los gustos, pero las más comunes son las Bratwurst (blancas y especiadas) y la Wiener (tipo Viena, anaranjadas y más suaves). Las puedes comprar en cualquier restaurante y puesto callejero de la ciudad.

  • Codillo alemán: lo encontrarás siempre acompañado de chucrut (col asada con un ligero toque avinagrado) y patatas hervidas. Más vale que tengas un buen saque, porque te costará terminarte todo el plato.

  • Apelstrude: aunque realmente se trata de un postre austriaco, pocos son los restaurantes donde no encontraréis este típico pastel. Se trata de una tarta de hojaldre y manzana servida con helado de vainilla. ¡¡De rechupete!!
  • Y para beber…cerveza: ¿como iba a faltar? Según los alemanes, tienen una variedad de más de 5.000 cervezas distintas. Mi recomendación es que vayas probando entre sus muchas variedades, y luego decidáis con cual os quedáis 😉

Lo que menos nos gustó

  • Obras: todos conocemos la historia de Berlin, y su historia todavía se puede ver en sus calles. Encontraréis muchas obras en edificios históricos, y a lo largo de muchas de las calles berlinesas.
  • Checkpoint Charlie: toda la fama que tiene este lugar en Berlín, y sin embargo, cuando llegas allí, te encuentras una plaza llena de turistas y totalmente enfocado a eso mismo…el turismo.

  • Comida: un par de días a base de la comida típica berlinesa perfecto! pero más días…es demasiado para el cuerpo, y es que los últimos días empezaba a detestar las salchichas.

Lo que más nos gustó

  • Berliner Unterwelter: recorrer los subterráneos de la ciudad y conocer el interior de un búnker con todas sus historias que este conlleva. Inquietante a la vez que interesante.
  • Potsdam: una escapada de medio día ideal para alejarse del bullicio de la capital y pasear por sus bonitos palacios y jardines.
  • Muro de Berlín, y la historia que conlleva el mismo.

Presupuesto

Síguenos y comparte:
error

Sobre

Ver todos los post de

3 comentarios de “Datos prácticos Berlin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *