Mercado de Chatuchak en Bangkok y visita a los primeros templos

Cuando antes de iniciar nuestro viaje, buscamos por internet que ver en Bangkok, nos encontramos como respuesta el Gran Palacio y otros templos muy conocidos que por supuesto, visitaremos al día siguiente. Sin embargo, nosotros para comenzar nuestro viaje, queríamos conocer lugares menos turísticos, donde poder disfrutar de Bangkok sin las aglomeraciones de turistas.
Os contamos cuales son estos lugares, la ruta detallada y como fue la primera jornada, que nos llevó a visitar el Bangkok menos conocido, terminando en uno de los más famosos mercados del país.

Mapa:

Amanecemos nuestro primer día en Bangkok, con gran ilusión por ser nuestro primer día descubriendo Tailandia.

Comenzamos la mañana temprano, ya que para el primer templo que íbamos a visitar, necesitábamos el frescor de la mañana. Sin embargo, a pesar de ser primera hora, ya hacía un calor horrible.

TIP: llevad con vosotros agua abundante y crema solar si no queréis quemaros el primer día ya.

Que ver en Bangkok:

Monte Dorado (Wat Saket):

La colina donde se sitúa este templo se creó cuando una gran stupa se derrumbó al ceder el suelo blando. Así, quedó una colina de barro y ladrillo donde crecían malas hierbas.

Fue Rama IV quien construyó una pequeña stupa en la cima. Posteriormente, Rama V amplió la estructura y alojó en la stupa una reliquia de Buda que procedía de la India.
Años más tarde, para evitar la erosión de la colina, se añadieron paredes de hormigón, durante la II Guerra Mundial.

El atractivo de este templo, es la serpeante subida por la colina artificial, a la sombra de árboles e imágenes.
Son 344 escaleras, aunque no se hace nada pesada la subida. Tal vez, los alrededores ayudaban a cogerla con más ganas.

En la cima podréis disfrutar de una panorámica de 360º de la zona más fotogénica de Bangkok. Incluso se puede llegar a apreciar a lo lejos, la zona más moderna de la ciudad con sus altos rascacielos.

Además, de las vistas, podréis ver la stupa de la que os hemos hablado anteriormente, y un pequeñito templo donde encontraréis devotos rezando.

El precio de la entrada es insignificante, pero pudimos comprobar que fuimos los únicos en acercarnos a la taquilla. La gran mayoría, comenzaba a subir las escaleras sin pagar ninguna entrada.

TIP: Si visitáis Bangkok en noviembre, tenéis que saber que en este lugar se celebra un festival que incluye una procesión, en la que se sube al monte a la luz de las velas.

Cuando salimos del complejo del Monte Dorado, comenzamos a pasear por las calles de Bangkok para dirigirnos al siguiente punto de interés. Suponemos que al ser nuestra primera vez en Asia, todo lo que vemos nos sorprende. Somos como niños pequeños descubriendo y dejándonos sorprender por cada detalle. ¿Y sabéis que? Es una sensación que nos encanta.

Incluso, un simple autobús, nos hace sacar la cámara de fotos para echarle una foto.

Wat Ratchanatdaram:

Este templo fue construido para Rama III en la década de 1840.
Se caracteriza porque su diseño deriva de los templos de metal, tan típicos en la India y Sri Lanka de hace más de 2000 años.

Accedimos a su interior, y aunque no tiene nada que destacar, sí que nos sorprendió la tranquilidad que se respiraba allí. Además, desde lo alto se puede contemplar más de cerca los detalles del templo.

Nos dirigimos a nuestro siguiente destino que aunque está un poco alejado, preferimos hacerlo a pie a pesar del calor, para poder descubrir la vida en las calles de Bangkok.

Así es como descubrimos otra costumbre que nos llamó la atención.

Pensaréis que es una calle sin más, con puestos de mercadillo en los laterales. Eso mismo pensamos nosotros. Pero nuestra sorpresa vino cuando nos acercamos, y vimos que todos ellos eran puestos donde vendían unos boletos (al estilo de la lotería en España). Hasta aquí todo normal. Pero una calle de unos 500 metros repletos de puestos así, con miles y miles de boletos de lotería. Nos llamó la atención.

Wat Bowonniwet

Continuamos con nuestra ruta por Bangkok del primer día, y llegamos al siguiente templo que vamos a visitar.

El templo Wat Bowonniwet fue fundado en 1826. Es la sede nacional de la secta monástica thammayut (una versión reformada del budismo tailandés)

Los reyes Rama IX y Rama X, así como otros hombres de la familia real, fueron ordenados monjes en este templo.

Por lo tanto, debido a su estatus real, deberéis tener especial cuidado en la vestimenta. No podréis entrar con bermudas ni tirantes.

No desaprovechéis la visita para pasear por el complejo. Veréis otros templos más pequeños, pero que igualmente tienen mucho encanto.

Nos vamos de camino hacia el siguiente templo que tenemos que ver en Bangkok, y tenemos la suerte que nos encontramos con un local pequeñito pero que nos llama la atención por lo que vemos en su interior. Dentro del pequeño restaurante, vemos varios gatitos, con los que los comensales podían jugar y acariciarles.

Tanto Fran como yo, sentimos debilidad por estos animalitos, por lo que no nos lo pensamos para entrar y que este fuese nuestro lugar elegido para comer.

La cafeteria-restaurante se llamaba Kitty Cat Cafe y estaba localizado en la siguiente dirección: 1/7-8 Prachathipatai Rd.
No hay mucha variedad de comidas, pero nosotros que elegimos Pad Thai, podemos decir que estaba bueno y a buen precio.

Atravesamos la calle Si Ayuthaya, en la cual pudimos observar la gran devoción que tienen los tailandeses a la monarquía. Llegando incluso a tener imágenes de la familia real por las avenidas.

Wat Benchamabophit:

Llegamos a un conocido templo de Tailandia, ya que esta es la imagen que aparece en el reverso de las monedas de 5 THB.

En este templo había más turistas que en los anteriores, sin embargo, suponemos que porque no se encuentra tan céntrico, había menos de los que esperábamos.

Este templo fue construido en mármol blanco italiano y data de finales del siglo XIX.

La estructura es un ejemplo de arquitectura religiosa tailandesa moderna, aunque fusiona algunos elementos europeos. Seguro que tanto en el interior como en el exterior del templo, veréis algunos ejemplos de ello.

Para finalizar la visita, podréis dar un paseo por los canales llenos de lotos en flor y puentes de estilo chino.

Después de varias horas de visitas por algunos templos de Bangkok, nos vamos de compras a uno de los mercados más famosos de Tailandia.

Mercado de Chatuchak:

Este mercado se localiza al norte de la ciudad por lo que para llegar necesitamos transporte público.

Como ir al mercado de Chatuchak:

La forma más rápida de ir es en taxi o en tuk tuk. Sin embargo, un sábado por la tarde en la zona del mercado, el tráfico puede ser infernal, por lo que igual no es la mejor idea.

Nosotros lo que hicimos fue coger un tuk tuk hasta la estación de Phaya Thai, y desde allí, cogimos la línea verde del Skyline hasta la parada de Mo Chit. El mercado se encuentra enfrente de esta estación. También hay autobuses que os dejarán en el mismo mercado.

Para la vuelta nosotros cogimos la línea 3 del autobús. Menos mal que íbamos sin hora, porque el trayecto tardó aproximadamente 1 hora y 15 minutos. Pero claro, también es la forma más económica de desplazarse desde allí hasta la famosa Khao San Road.

Que comprar en el mercado de Chatuchak:

Este es uno de los mercados más grandes del mundo, por lo que a la pregunta que comprar aquí, tiene fácil respuesta: de todo. Se puede comprar desde unas deportivas usadas hasta crías de ardilla.

Por las mañanas, es cuando más tranquilos podréis pasear por el mercado, aunque estad seguros que no podréis verlo entero. Necesitaríais varios días.

Aunque no lo parezca, el mercado está organizado por secciones más o menos coherentes:

  • Antigüedades, artesanía y recuerdos.
  • Ropa y complementos.
  • Comida y bebida.
  • Hogar y decoración.
  • Mascotas.
  • Plantas y jardín.

Cuando empiezan a cerrar los puestos del mercado, cogemos el autobús para volver al alojamiento.

Sin embargo, aprovechando que tenemos tan cerca la famosa Khao San Road, no podemos pasar la segunda noche en Bangkok sin visitar esta típica calle. ¿Queréis saber donde nos alojamos? Os lo contamos en el post de alojamientos en Tailandia.

Khao San Road:

Se trata de un barrio que nunca duerme, ya que está abierto casi las 24 horas del día. Se caracteriza por el ambiente mochilero que se respira en sus calles. Sin embargo, con el paso de los años, está haciendo que pierda un poco su esencia mochilera que la caracterizaba.

No obstante, esta sigue siendo la zona más económica para alojarse y el lugar donde seguramente mejor pasaréis las últimas horas del día.

Khao San Road está hecho para no aburrirse ni un minuto:

  • Podréis probar insectos (algo tan turístico en Tailandia)

  • comprar ropa en los puestos de la calle,
  • comer en cualquiera de los puestos callejeros, un pad Thai para chuparse los dedos

  • tomar una cerveza Chang en cualquier local de marcha
  • o relajarse con un masaje típico tailandés.

Como véis, imposible aburrrirse.

Ya relajados después del masaje, nos vamos al hostel a descansar. Mañana nos espera un día con muuucho que hacer.

Más información:

Si estás organizando tu viaje, revisa todos los datos prácticos e información útil de Tailandia.

Transporte en Tailandia. Aprende como moverte por el país.

Alojamiento en Tailandia. Hoteles, hostales, resorts en el país.

Como ir del aeropuerto al centro de Bangkok

Síguenos y comparte:
error

Sobre

Ver todos los post de

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *