Visita a Pasai de Donabane y Hondarribia

Es nuestro día de regreso después de 4 días recorriendo las carreteras vascas. Aprovechando el camino de regreso, no queríamos dejar de visitar algunos pueblecitos con un gran encanto. Os invitamos a descubrir con nosotros Pasai de Donabane y Hondarribia.

Pasai Donibane

Este municipio se sitúa a menos de 10 kilómetros de San Sebastián. Aunque está formada por cuatro distritos (Pasai Donibane, Pasai San Pedro, Pasai Antxo y Trintxerpe), Pasai de Donibane es el que más nos puede interesar.

Si venís desde San Sebastian, la mejor opción es dejar el coche en Pasajes de San Pedro, y en este mismo lugar coger la barquita que nos llevará hasta nuestro destino. El precio del trayecto es muy barato ya que no llega al euro por persona.

Tras este trayecto, la barquita nos dejará en la única pero preciosa calle que atraviesa el centro de este distrito. Os recomendamos pasear tranquilamente por ella, descubriendo los distintos pasadizos, hasta llegar al final de la misma donde acaba la villa. Las vistas os sorprenderán.

Hondarribia

Seguramente habéis oído hablar de este precioso pueblo, tal vez con el nombre de Fuenterrabía (su nombre en español). Se trata de uno de los pueblos más bonitos del País Vasco, aunque oficialmente está considerado una ciudad desde el siglo XVII.

Para comenzar vuestras ruta por la ciudad, podéis acceder al casco antiguo desde la puerta de Santa María. 

Os recomendamos pasear tranquilamente por el casco antiguo. Comprobaréis así lo bien conservado que se encuentra.

Muchos son los rincones que os llamarán la atención, pero si tenemos que destacar algún lugar, estos son la calle Mayor o Kale Nagusia, considerada la calle más bonita de la ciudad y la plaza de Armas donde tenéis la oficina de turismo por si necesitáis más información de la ciudad.

Esta última plaza se encuentra en la parte más alta de la ciudad por lo que como imaginaréis las vistas desde aquí son preciosas. Os recomendamos rodear el antiguo castillo de Carlos V (actualmente el parador) hasta que encontréis las vistas que ibais buscando. Es hora de sacar vuestras dotes de fotografía 😉

Comenzamos a bajar hasta llegar a otra atractiva plaza de la ciudad. Se trata de la plaza de Guipuzkoa, de aspecto medieval.

Antes de dejar Hondarribia atrás y seguir con nuestra vuelta a casa, fuimos hasta el cercano barrio de la Marina. Se trata del típico barrio de pescadores con sus casas coloridas y sus balcones repletos de flores. Este barrio además, es el idóneo para comer o cenar por la cantidad de bares y restaurantes que encontraréis por sus calles.

En este barrio tan típico, finaliza nuestra ruta descubriendo algunos lugares de los lugares más hermosos del País Vasco.

Nos vamos encantados, sabiendo que este viaje lo tenemos que repetir descubriendo muchos más lugares que el País Vasco esconde.

 

Síguenos y comparte:

Sobre

Ver todos los post de

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *