Datos prácticos de Paris

París, la ciudad romántica por excelencia, pero a la vez tan cara. Eso era lo que siempre nos había frenado… Sin embargo, aprovechando una oferta que encontramos sin buscarla, no nos lo pensamos dos veces. Las fechas elegidas, del 1 al 4 de febrero de 2014. Nos vamos a Paris!! Oh la la!

Información útil

Idioma: Francés
Moneda: Euro
Electricidad: El voltaje es de 220 voltios a 50 Hz, con doble clavija redonda. Es decir, igual que  usamos en España
Diferencia horaria: misma hora que en España
Religión: mayoritariamente católica. Sin embargo, con el aumento de la inmigración, encontramos  comunidades musulmanas.


Programación del viaje:

Día 1: Notre Dame, Tullerías, Campos Eliseos, Montmartre, arco del Triunfo
Día 2: Louvre, los inválidos, torre Eiffel
Día 3: Plaza de la Bastilla, plaza de Vosgos, City Hall, Pompidou

¿Cómo llegar?

Para llegar desde España a Paris encontramos múltiples formas. Entre ellas, las más habituales son en avión, tren, autobús y coche.

Avión:

Es la forma más rápida y económica de llegar a Paris. En nuestro caso fuimos con Ryanair, y de esta forma reservando con tiempo, encontramos un vuelo de ida y vuelta por 35 euros por persona.

En el caso que viajéis con Ryanair debéis saber que el aeropuerto donde aterrizaréis será en Beauvais, localizado a 80 km de Paris. Para llegar a la ciudad, disponéis de un autobús cuyo precio es de 15,9 euros por trayecto o 28,75 si compráis ida y vuelta. Estos precios son únicamente, si compráis los billetes online. Si los compráis en taquilla el precio se verá incrementado.

En este enlace podéis comprar los billetes, de esta forma ahorraréis unos euros y evitaréis las filas en taquillas. Comprar billetes autobús Beauvais a Paris.

La salida de los autobuses se produce entre 15 y 30 minutos después de la llegada de cada vuelo. El viaje dura 75 minutos y la estación donde os dejará el autobús es Porte Maillot, estación muy cercana al Arco del Triunfo.

En el caso del regreso, el autobús sale del parking de autobuses del Boulevard Pershing, situado junto a Porte Maillot. Para coger el autobús, procura llegar por lo menos 3 horas y 15 minutos antes de la hora de tu vuelo. Toda los horarios y precios podéis consultarlos aquí

Otra opción para llegar desde el aeropuerto Beauvais a Paris es reservando con antelación un traslado. De esta forma os dejarán directamente en la puerta de vuestro hotel, sin preocuparos en nada más. Podéis realizar la reserva en este enlace. 

Además, existen otras compañías de bajo coste que también llegan a Paris, por ejemplo Vueling y EasyJet. Con estas compañías, aterrizaréis en aeropuertos más cercanos que el mencionado anteriormente, Charles de Gaulle y aeropuerto de Orly.

Tren:

Otra opción para llegar a París es el tren. Renfe opera en dos rutas, una desde Madrid (con paradas en Valladolid, Burgos y Vitoria) y otra desde Barcelona (con paradas en Girona y Figueres). Tanto la duración del viaje como su coste son mucho más elevados, por lo que no recomendamos el viaje en tren.

Autobús:

Alsa y Eurolines realizan rutas entre París y distintas ciudades españolas. La estación de autobuses de destino es París Gallieni. Otra alternativa interesante es con la compañía Megabus (actualización de 2019: Megabus ha pasado a ser Flixbus) En ocasiones se pueden encontrar ofertas como Barcelona-París por tan solo 1 euro!! Sí, sí, lo has leído bien!

Coche:

París se encuentra a 1.270 kilómetros de Madrid y a 1.031 de Barcelona. Debido al gasto de combustible y el coste de los peajes en Francia, esta opción solamente puede ser recomendada para los viajeros que quieran hacer una ruta por Francia.

Alojamiento en París

Respecto al alojamiento, París es una de las ciudades más caras de Europa. En el barrio Latino y en el de Montmartre, situados cerca de los principales puntos de interés, podéis encontrar los hoteles más económicos. En zonas como Montmartre o la Bastilla, os podéis alojar en habitaciones desde 45€ la noche o en algunos albergues juveniles donde dormir a muy buen precio.



Booking.com

Transporte por la ciudad

Metro:

Con 16 líneas de metro, es la forma más cómoda y rápida de desplazarse por París. Tiene una frecuencia bastante buena y está conectado con todas las partes de la ciudad. El precio de un ticket sencillo es de 1,90 € y el bono de 10 viajes actualmente cuesta 14,50 €)

Autobús:

Hay unas 60 líneas de autobús diurnas y 40 nocturnas. No es tan rápido como el metro, pero para trayectos cortos, podéis ver la ciudad y no los túneles del metro. Su precio es igual al metro, ya que se puede utilizar el mismo bono. Si deseáis comprar el billete al subir al autobús, os cobrarán un recargo de 0.10 €

Funicular:

Une la parte baja de Montmartre con la parte alta donde se encuentra el Sagrado Corazón. Si no quieres gastar un billete, siempre puedes subir los 197 escalones que la unen.

Tranvía:

Tres líneas de tranvía, pero para los turistas poco llamativo porque solo va por el “péripherique”.

Bicicletas Vélib:

Si te gusta la bicicleta es la mejor forma de conocer París. Por un precio muy económico, 1,70 euros el día o bien 8 euros por una semana, se pueden coger bicicletas con una frecuencia de 45 minutos seguidos y 3 de descanso, durante todo el día. El sistema Vélib posee 20.000 bicicletas y 1.800 estaciones.
Existen carriles bicis, y aunque existen zonas donde se debe circular por la calzada, no suele haber mucho peligro si se respetan las normas generales de circulación.

Lo que menos nos gustó:

  • Precios: como os hemos comentado es una de las capitales más caras de Europa. Este hecho lo podemos ver reflejado en los precios de los alojamientos, transportes, restaurantes…
  • Cierre de líneas de metro: cuando nosotros estuvimos, todavía París no había sufrido ninguno de los últimos atentados que todos conocemos. Sin embargo, París cuenta con una gran seguridad. Esta es la razón por la que por una mochila en el metro, pueden cerrarlo durante horas. Así pues, si vais con algo de prisa, por ejemplo cuando tengáis que coger el vuelo de regreso, id con mucho tiempo, porque nunca sabéis cuanto tardaréis en llegar.
  • Largas filas: París es una de las capitales que más turistas recibe al año. Por esta razón, id con paciencia para hacer largas filas en los lugares más visitados, sobretodo si vais en temporada alta.

Lo que más nos gustó:

  • Torre Eiffel: por supuesto, es uno de los imprescindibles en París. De día, de noche, desde abajo, desde lo más alto. Sobran las palabras para explicar porque fue uno de los lugares que más nos gustó de París. El símbolo de la ciudad.
  • Ambiente en el barrio de Montmartre: sobre una colina de 130 metros de alto, se trata del barrio más pintoresco de la ciudad. Tal vez por los artistas que encontramos paseando por sus calles o por la espectacular basílica del Sacre Cour, fue el barrio de París que más nos gustó.
  • Pasear por la orilla del Río Sena: un atardecer junto al río o navegando en uno de los cruceros que muchas empresas ofrecen. Una alternativa de lo más romántica para terminar el día. (Contratar crucero por el río Sena aquí)
  • Museo del Louvre: aunque nosotros no somos grandes amantes de los museos, el museo de Louvre requiere una mención aparte. Nos sorprendió muy gratamente algunas de las salas como el apartamento de Napoleón III.

Presupuesto

Esta ocasión, tenéis que tener en cuenta que nosotros nos alojamos en el apartamento de un amigo que vivía allí, por lo que el presupuesto nos bajo bastante. Así da gusto viajar 🙂

 

Sobre

Ver todos los post de

4 comentarios de “Datos prácticos de Paris

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *